Logo

Casa de ancianos de Beit Afram

Casa de ancianos de Beit Afram

Historia

La casa de ancianos de Beit Afram se encuentra en un pueblo palestino cristiano, llamado Taybeh. La casa lleva el nombre bíblico de la zona, que es "Afram". Fue fundada en 2005, con la ayuda financiera de Monseñor Anglo Lefei, de Florencia (Italia). El 12 de octubre de 2005, fueron recibidos los primeros 5 ancianos en la casa, entre ellos un sacerdote. Poco a poco, la casa acogió a 16 personas en total. En 2015, se instaló una nueva cocina, así como una sala de fisioterapia para ofrecer mejores servicios a los ancianos. Y debido a la gran demanda de familias cristianas de toda Palestina, en 2021 se realizaron trabajos de rehabilitación en la casa, ampliándola para albergar a un mayor número de ancianos. Hoy en día, tiene capacidad para 28 personas.

La misión

La casa de Afram tiene como objetivo crear un espacio saludable para las personas mayores, proporcionándoles una mejor calidad de vida, especialmente en términos de atención médica (medicamentos, higiene, fisioterapia, nutrición saludable, un ambiente humanitario y espiritual acogedor, y otras necesidades). El aspecto espiritual tiene importancia tanto para los huéspedes como para los empleados. Además, se recomiendan encarecidamente las actividades recreativas, como escuchar música, bailar y participar en juegos con un propósito. Además de crear una oportunidad para la comunicación social entre los ancianos y varios miembros de las instituciones del entorno, como los estudiantes de la escuela; grupos de jóvenes cristianos y miembros de diversos movimientos pastorales.

Beneficiarios

Esta casa está dedicada a servir a los ancianos cristianos palestinos, especialmente a los que residen en Taybeh y la Gobernación de Ramallah. Las principales razones del establecimiento de la casa, son:

1. Aumento en el número de personas mayores que se quedan sin atención adecuada.
2. La ausencia de viviendas similares en la zona. La casa más cercana está en Jerusalén, pero es inaccesible debido a la restricción de movimiento causada por el Muro del Apartheid.
3.Un aumento en la tasa de migración de la generación joven, que lleva a dejar atrás a sus padres sin la atención adecuada.

¿Quién es responsable de la casa?

El Patriarcado Latino de Jerusalén es directamente responsable de la casa, tanto en términos de mantenimiento como de gestión. Desde 2011, la administración de la casa y el seguimiento de sus asuntos cotidianos están a cargo de la Asociación de los Hijos de María, que está integrada por 5 jóvenes misioneros de Brasil. Tienen un carisma especial que da testimonio del amor misericordioso de Dios en el mundo, proporcionando diversos servicios enfocados en aliviar el dolor humano (tanto físico, como social, psicológico y también espiritual). Actualmente, las Hermanas del Verbo Encarnado supervisan el seguimiento de los asuntos del centro y se ocupan de los asuntos de los pacientes.

¿Cómo puedes apoyarnos?

La casa necesita principalmente la asistencia de profesionales de la salud, especialmente enfermeras y fisioterapeutas. Por lo tanto, damos la bienvenida a aquellos que deseen ofrecer voluntariamente su tiempo y capacidades al servicio de los ancianos. Además, cualquier persona que tenga talento musical, o tenga algún talento creativo, paciencia y espiritualidad cristiana es bienvenida a pasar tiempo de calidad con los ancianos en un ambiente de diversión y amor a través de su talento.

Casa de ancianos de Beit Afram